Seleccionar página

Antes de que Disney impusiera en el colectivo la imagen de la bestia del cuento, hubieron otros ilustradores que intentaron plasmar el aspecto de este elusivo personaje, del que se decía era tan feo que causaba horror tan sólo al verlo.

En lo personal, la bestia de Disney no me causa horror. Es realmente perturbador pensar que una mole de tal tamaño y con tanto pelo sea en verdad una persona, pero si la persona con tal aspecto se pusiera a trabajar en mantener un gesto dulce todo el tiempo, podría pasar fácilmente por un perro muy grande. Esto gracias a que la forma de la bestia es principalmente la de un gran oso, y en realidad… un oso es algo muy bonito de ver.

Pero en realidad, la belleza es algo subjetivo y si quisiéramos ponernos a describir qué es lo bello y qué es lo feo, no podríamos hacerlo fácilmente. La belleza y la fealdad son en realidad un sentimiento que nos inspira al ver algo o a alguien, es por eso que la bestia en realidad, podría tener distintas apariencias para distintas personas. Sé de una tía que si la pusiéramos a hacer la descripción de la persona más fea del mundo, daría una descripción casi exacta de una serpiente, y sin embargo, en ningún lado hay una ilustración de la bestia del cuento en forma de serpiente.

Buscando viejas ilustraciones me topé con unas bastante grotescas, las más feas de todas fueron aquellas en las que la bestia tenía la forma de un mono. Posiblemente porque el mono, al ser tan parecido a un hombre, pero notablemente distinto, nos parece mucho más grotesco que la apariencia de un animal con modales de persona. Un mono así parece una persona brusca, burda y casi animal, en tanto que un animal con modales de persona nos parece lo más civilizado.

Viejas ilustraciones también aprovechan los monstruos conocidos por la mayor parte del público y las más viejas de todas eran en realidad más parecidos a la figura de un hombre lobo.

Extrañamente muchas de las imágenes retrataban a la bestia como un jabalí, eso posiblemente porque en los bosques de Europa este animal era considerado un monstruo y podía llegar a matar a personas tan sólo con una embestida.

Y finalmente tenemos a la bestia quimera, que consiste en la mezcla de distintos animales para la conformación de una ilustración que intenta ser la más grotesca de todas.

Pero aunque le pongamos todas estas pieles, al final del cuento, la bestia por dentro no es más que un bondadoso príncipe que desea robarnos el corazón y que moriría si lo abandonamos.

 

Nuestra traducción de La Bella y la Bestia y otros cuentos, ilustrada por Walter Crane se encuentra a la venta para Kindle en la tienda Amazon (compra versión digital) y también está disponible la compra en papel (compra versión física)

Bestia 01
Bestia 02
Bestia 03
Bestia 04
Bestia 05
Bestia 06

A %d blogueros les gusta esto: